Un mito de la energía libre: Nikola Tesla

27 07 2008

Muchas veces hemos oído en el campo de la energía libre (o free energy) el nombre de Nikola Tesla. Algunos, gracias a esto, pasan a relacionar su nombre con la energía libre. Pero los que ya conocíamos su vida y obra de antes (como yo), no podemos evitar hacernos algunas preguntas. Concretamente, una.

Por qué los conspiranoicos han tomado a Tesla como “científico insignia”, liberador y benévolo?

Cualquiera que conozca mínimamente la vida de este eminente científico sabrá que no su obra o línea de pensamiento no tienen relación alguna con la energía libre. Pero el mundo conspiranoico y magufil encontró en él algunos detalles que le hicieron el candidato perfecto para el puesto que le han asignado.

1. Científico relativamente poco conocido: muchos conocen mucho más hombres como Edison o Einstein que no el científico croata. Esto propicia que quienes se “inician” en el mundo de la energía libre crean estar frente a un científico poco conocido, y, por lo tanto, con posibles creaciones ocultas al resto de mortales.

2. Rivalidad con otros científicos: en la realidad se reduce a Thomas Alva Edison, y poco más. Pero esto ya sirve al mundo conspiranoico y magufil como gancho. Vende más un científico que se enfrenta a otros de más conocidos, le da el vago aire antisistema que buscan los magufos en la energía libre. Un punto más a favor de Tesla.

3. Invenciones numerosas y algunas extravagantes: la turbina Tesla, la radio, la corriente alterna (AC). Todos son inventos de Tesla, pero se dejó “en el tintero” algunos bastante más estrafalarios, como el rayo de la muerte o el Teslascopio. Esto es un campo abonado para que cualquier magufo atribuya invenciones ficticias a Tesla, que para algunos no desentonarán en su historial de patentes. Otro punto a favor.

4. Comportamiento solitario y capacidades casi prodigiosas: un hombre que (según dicen) dormía tres horas al día, y que memorizaba gran parte de su trabajo, es definitivamente lo que un magufo en la búsqueda de la energía libre quiere de su maestro. El aura de misterio y de “científico loco” aumenta con este detalle.

5. Trabajos incautados por el gobierno: después de su muerte, documentos que habían sido de su propiedad fueron incautados por el FBI. A mí personalmente este hecho no me sorprende, ya que fue un genio de su tiempo y su trabajo valdría mucho para cualquier país que lo poseyera. Pero para un conspiranoico es mucho más útil pensar que el temido FBI robó a la humanidad la solución energética final.

Todos estos detalles hacen de Nikola Tesla el científico ideal para el mundo de la energía libre, que no ha dudado en nombrarle como “padre de la energía libre”. Asimismo, se le han atribuido multitud de invenciones que Tesla no llegó ni a concebir en sus más locos sueños, máquinas que funcionan sin energía y que desafían todas las leyes de la termodinámica.

Aún y todos los puntos que puede tener a su favor para el mundo de la energía libre Nikola Tesla, hay algunos detalles que posiblemente ningún magufo o conspiranoico ha observado. Vamos a ver algunos.

– Tesla estaba a favor de la eugenesia. Exacto, la selección artificial para mejorar la especie. Hoy en día, la eugenesia se conseguiría usando medios como la ingeniería genética, algo a lo que los conspiranoicos se oponen rotundamente.

– Tesla inventó una máquina de control mental, y que además aniquila lentamente a la población. Bueno, así le llaman los conspiranoicos, pero me refiero a la emisión y recepción de ondas electromagnéticas, hoy sus descubrimientos se usan en telefonía, radio, y un largo etcétera cargado de transistores, antenas y electromagnetismo. Exacto, si el MAE y otros grupos conspiranoicos creen que les envenenan de forma fascista con antenas y radiaciones, que sepan que no es gracias a algún científico sádico, sino a Nikola Tesla.

– Tesla conocía las leyes de la termodinámica, y sabía que no podía crear una máquina que las vulnerase.

Aunque a Tesla no le preocupaban mucho los efectos en su salud de las ondas electromagnéticas. Las conocía, sabía lo que podían hacer y lo que no. Como demostración, Tesla leyendo al lado de un transformador.

Para terminar, una lista con las patentes de Tesla.

Anuncios




Las antenas de telefonía

23 07 2008

Lo que para muchos conspiranoicos son malvados aparatos de control mental, máquinas capaces de emitir energía orgónica de la muerte e incluso de controlar el clima, para el resto de los mortales son sencillas antenas de telefonía.

La gran línea que separa ambos conceptos sobre las antenas se llama cultura, y por desgracia algunos, aunque la tienen al alcance, la rechazan de pleno, naciendo entonces multitud de teorías pseudocientíficas sobre estos aparatos.

Pero, realmente, ¿Qué es una antena?

Una antena es un dispositivo capaz de emitir o recibir ondas electromagnéticas. Una antena transmisora transforma corrientes eléctricas en ondas electromagnéticas, y una receptora realiza la función inversa.

Por lo tanto, a grandes rasgos, una antena emisora emite ondas electromagnéticas, que la antena receptora recibe y “lee”.

Pero, ¿Qué es una onda electromagnética?

Una onda electromagnética es la forma de propagación de la radiación electromagnética a través del espacio, y sus aspectos teóricos están relacionados con la solución en forma de onda que admiten las ecuaciones de Maxwell.

A diferencia de las ondas mecánicas, las ondas electromagnéticas no necesitan de un medio material para propagarse.

Como cualquiera podrá observar, el hecho de que las ondas electromagnéticas no necesiten un medio material para desplazarse es una gran ventaja, ya que se pueden emitir y recibir desde el espacio, por ejemplo.

Entonces, no es dañino tener contínuamente radiación electromagnética, ondas que miden entre picómetros y decenas de miles de kilómetros?

La respuesta es un rotundo no.

La razón es muy sencilla. Con ondas electromagnéticas, sólo se puede modificar un cuerpo físico calentándolo, esto lo podemos apreciar muy bien en el caso de las microondas. La televisión por cable, el Bluetooth y las conexiones Wi-Fi usan microondas, aunque muy posiblemente la máquina más conocida que usa microondas es, precisamente, el microondas.

Mucho se ha especulado sobre la posible conexión de las antenas y los microondas con diferentes enfermedades, pero es absurdo. Dado que las microondas sólo pueden excitar als moléculas de agua para que se calienten, en el raro caso de que nuestro microondas tuviera fugas, lo máximo que nos podría pasar es que notáramos una sensación de calor, nada más. Las microondas no son capaces de las hazañas que algunos conspiranoicos les atribuyen.

Como apunte final, decir que, evidentemente, ninguna antena puede emitir el llamado orgón de la muerte, ya que no está ni probado que éste exista. Por extensión, el gifting de torres con dispositivos de orgonite no tiene ningún efecto sobre las torres, que siguen siendo igual de inofensivas antes y después del gifting.

Para rematar el asunto, algunos miembros del MAE dicen giftear antenas HAARP, cuando no hay en España ninguna instalación del proyecto. Según el MAE, estas antenas consiguen cotrolar mentalmente a la población, cambiar el clima y provocar catástrofes indecibles. Con casi total seguridad, estas supuestas antenas de HAARP les están proporcionando cobertura al móvil, curiosa paradoja.

Espero que con este artículo haya quedado claro el tema de las antenas de telefonía, radio y TV. Cualquier duda que pueda tener un lector, que la exprese vía e-mail o con un comentario.